No llores por mí, Argentina

Hace un par de semanas, estuve de momento cultureta por Verona (como habréis visto en Instagram), con un grupo de lo más variopinto.

Con nosotros venía una amiga Argentina, que nos contó que su familia había decidido marcharse del país, porque poco a poco se había ido degradando hasta convertirse en un lugar inseguro.

Según nos contó, sus nietos no pueden ir solos al colegio porque no seria la primera vez que se exponen a un secuestro exprés (puedas pagarlo o no).

Ir al banco se considera deporte de riesgo, porque hay quien se dedica a esperar a la salida y atracar a todo el que sospechan que lleva dinero encima.

Y la última la sufrió hace pocos días su yerno:

Volvía a casa, en su coche, después de una cena, por un barrio de los no precisamente humildes, cuando se le cruzan un coche delante y otro detrás, bloqueandole el paso. Salen no se cuantos elementos de los coches, pistola en mano, y le dicen que les de la cartera, el reloj, y todo lo que lleve de valor. Cogen lo que les interesa y se van, dejandole con el miedo en el cuerpo, y dando gracias por haber tenido tanta suerte.
Y dice suerte, porque lo que tienen por norma es obligarte a que les lleves a tu casa y terminar allí la faena, esté quien esté, y a él le esperaban su mujer y su hijo pequeño.

El resultado es que la familia se ha ido mudando a Uruguay poco a poco, dejando atrás toda su vida precisamente para poder seguir viviendola tranquilamente.

Hablando con ella me dió la impresión de que este tipo de situaciones las vivían personas de cierto poder adquisitivo, y que quizá fuera un pelín exagerada. Pero hoy leía ESTO y ESTO en la prensa y, desde mi punto de vista, lo que es exagerado es que tengas que dejar tu casa, tus amigos, toda tu vida, porque entre unos pocos están destrozando lo que tanto ha costado construir. ¿Os suena?

 

Anuncios

4 comentarios en “No llores por mí, Argentina

  1. Es tremendo… No digo que en Uruguay no roben. Porque roban pero hasta donde yo sé no se ha llegado a esa escala de violencia. Con lo miedosa que soy yo no me atrevería ni a salir a la calle. Un besote.

  2. ¡Ay amiga! Es una realidad que me tocó vivir y no precisamente en Argentina si no en mi México lindo y querido.
    Algún día te contaré in person pues esto no se deja por escrito pero lo que puedo decirte es que a pesar de las partes negras hay muchas partes multicolor de mi país que valen la pena como también de Argentina….

    Un gran beso a esos amigos tuyos

    Un besote desmadroso para ti

    1. Uf! Ni me imagino enfrentarme a una situación así, debe ser de las más duras.
      Sin duda alguna, un buen GT será testigo de esas confesiones, que bien lo merecen.
      Besotes casigatos para la más desmadrosa!

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s