Una noche en las carreras

El pasado jueves, aceptando la invitación de Pilar, (cabeza pensante y manos creadoras de la firma “Hats&more”),  para disfrutar del festival del sombrero, me puse de tiros largos y puse rumbo al “Hipódromo de la Zarzuela” de Madrid.

Este evento se ha celebrado con motivo del “Gran premio de Madrid” la tradicional carrera que habría la temporada del hipódromo allá por los años 30, y que se está intentando recuperar. En este enlace podeis encontrar más datos sobre la historia del hipódromo, y las distintas localizaciones de este gran premio. Muy interesante.

Después de pasar por chapa y pintura, y gracias a las habilidosas manos de Pilar, acabé luciendo  mi primer tocado con más miedo que vergüenza, porque el susodicho era una de sus creaciones , realizado en resinas y jade. Una maravilla que pesaba lo que no está escrito, para el tamaño que tenía, y que no confiaba yo pudiera sostenerlo mi lacio pelo.

Dejando de largo por la alfombra roja (ya sabeis que la cámara y yo no hacemos buenas migas, y si no que se lo digan a la fotógrafa del evento #madresferaBarelona), y tras comprobar que mi emoción por acudir a tan elegante encuentro hizo que me llevara la reflex sin tarjeta, nos dirigimos, smartphone en mano, a la exposición que los sombrereros de Madrid habían preparado.

La muestra contaba con verdaderas obras de arte en un montaje muy original, que nos presentaba el maridaje perfecto entre cada tocado o sombrero y un vino concreto (todos de Bodegas Torres). Dos preciosos ejemplos:

Un tocado de pluma de ánade real, realizado en arte plumario por Henar Iglesias

O esta maravilla en rafia, acompañado de un Viña Esmeralda.

 

Eva Sánchez y Roberto Quagliata mostraron sus mejores creaciones, y las pusieron al alcance de los presentes, permitiendo a quien lo deseara probarse y lucir estas maravillas.

Y qué me decís de esta preciosidad
Me enamoré de esta joya

 

Teníais que ver a Lacuñá luciendo modelitos. Parecía Nati Abascal de lo estirada que se ponía!!!

La verdad es que el glamour que se respiraba era contagioso, y una que no está acostumbrada a estos saraos tan “in”, pues todo le parecía “de lo más cool” 

A pesar de que las gorras de invierno, y los sombreros de verano me encantan, yo nunca pensé que pudiera llegar a lucir un tocado, (influenciada por las excentricidades que se ven en Ascot o, más cerca, en las típicas bodas “quiero y no puedo” que terminan por quedar entre el ridículo y lo pretencioso), pero la experiencia me gustó y, bien asesorada, pueden ser muy favorecedores y convertirte en la reina de la fiesta.

Os dejo una selección de lo que más me gustó:

(Me vais a disculpar los cuadraditos negros en plena cara de Lacuñá, pero prefiere conservar su anonimato)

Y todo esto, amenizado por un grupo de jazz, que hizo la noche más mágica, si cabe.

Sólo me queda animaros a pasaros un jueves noche por el hipódromo, ya que la entrada son sólo 5€, y dentro puedes cenar en el restaurante, que ofrece un menú por 35€, o tomar unas tapas en las carpas que llenan la plaza central. Nosotros probamos la tortilla, la tabla de quesos, ambas riquísimas, una especialidad peruana de la que no recuerdo el nombre, y una focaccia de la que esperaba más. Los precios son algo elevados, pero un día es un día.

No olvideis cambiar vuestros euros por “hipos”, la moneda oficial para conseguir una tapa o una copa de cava. Muy estilo Monopoly.

También podeis ver de cerca los caballos que correrán las cinco carreras nocturnas, y apostar por el que más os guste, o simplemente disfrutar viendoles correr.

Para los más tranquilos, han abierto una terraza patrocinada por Beefeater, con buena música y un espacio tranquilo donde charlar mientras tomais la bebida de moda.Os dejo la colección de imágenes que han colgado en la página de facebook de “Las noches del hipódromo

Y lo que nadie podrá quitaros son unas maravillosas vistas de Madrid.

Pero todo esto os lo contaré otro día, si consigo llevarme la cámara en perfecto estado de revista y sacar unas fotos decentes.

Anuncios

2 comentarios en “Una noche en las carreras

  1. Oye, pues qué chulada… No tengo ni idea de si algún día me atreveré con un tocado (aunque los gorritos y los sombreritos sí me gustan mucho) pero vistos así son ideales. Me ha gustado, sobre todo, el de las “antenitas” en blanco y negro que has puesto en la foto central. Un besote!!!

    1. Si alguna vez te atreves, avisame y te paso el teléfono de Pilar. Tiene unas cosas preciosas y acaba de inaugurar un show room donde te puedes poner de todo y hacerte una idea.
      No te imaginas lo cómoda que puedes estar con el tocado, por no hablar de la luz que da a la cara.

      Besotes y anímate un día.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s