De compras y pasados lejanos

Abres la nevera: Vaya, hay que hacer la compra.

¿Te “adecentas” y vas al centro comercial, o te pones el modelo  “usera sport” , te das un paseito por Madrid Río y a la vuelta haces la compra?

Mmmmmm, pues con el día que hace, modelo sport. Total, para coincidir con los jubiletas del barrio en zapatillas de estar en casa, los compañeros de profesión (parados de todos los estilos y clases) en lo que parece un remake de “Los lunes al sol”, y los jardineros del parque, me vale mi camiseta ancha, mi pantalón de padel semiajustado y mis deportivas moraditas.

Hala que bien, que me voy a hacer un poco de ejercicio, que ya ha empezado la operación morcilla. Digo bikini.

Allí que me voy con mi bolsa de la compra al hombro, esa que nunca uso pero, “hoy me siento flex”:

Y me encuentro con los papás en paro paseando a sus criaturos, a los abueletes viendo como replantan los jardineros, grupos de chavales fumandose unos…. Fumando. Una pareja tomando el sol y dándose cremita, un par de currantes tomandose el bocata. Vamos, que está el parque de lo más concurrido.

Terminado el recorrido, me voy para el super con el subidón de endorfinas por el ejercicio, y me dispongo a hacer mi compra.

Mis fresitas, ummmm que ricas.

Uh!, menudo precio las judías verdes! Ahí se quedan!

Un poquito de pollo.

Y allí, entre el solomillo de cerdo y la chuleta de aguja, te das la vuelta y ves venir por el pasillo un carrito de la compra empujado por una rubia (de bote, pero rubia) con la coleta perfectamente situada, su bolso rojo de Prada, su abrigo impecable (ganas hay que tener con el calor que hace), traje chaqueta de raya diplomática, sus tacones y sus uñas con la manicura francesa,sonriendo a cada niño con el que se cruza. Parece salida de un anuncio de los años 50.

En circunstancias normales sólo te habría llamado la atención lo mona que va para hacer la compra en el barrio, pero detectas en ella una mirada de “oh my God!!” , y una aceleración por el pasillo que ya quisiera Fernando Alonso con su Ferrarique hace que tu mente empiece el mapeo de conocidos. Nole, nole, nole, …ostras, Puturrufu! (Todo esto en menos de 30 segundos)

Y ahí es donde te das cuenta de que acabas de encontrarte con tu pasado.  Con ese que casi has olvidado, cuando eras una prometedora y emprendedora muchacha de poco más de 20 años, que estudiaba delineación e idiomas por las tardes y trabajaba de becaria por las mañanas.

La que se pasaba horas y horas en la biblioteca de industriales como si fuera una más del lugar. Si hasta un pedacito de taquilla tenía!

La que tenía una talla 36 y no engordaba ni intentandolo.

La que lucía una melena que era la envidia de muchas.

La que tenía una vida social que ya la quisiera ahora.

La que reía sin parar y a la que los profesores decían: Su casa debe ser una fiesta!

La que se hizo un hueco en el grupo de amigos de su limón, todos futuros ingenieros triunfadores, en mayor o menor grado.

Y ahí, delante de tí, está lo que podías haber sido, a lo que aspirabas y a lo que no llegarás nunca.

Ella una Accenture, seguramente trabajando hasta las tantas, estresadísima,  pero con “una vida propia”

Tú, la que ha teminado dando tumbos de fin de obra en fin de obra, y lleva más de un año perdiendo la esperanza poco a poco, y dependiendo de los demás para casi todo. Sin saber qué será de tu futuro.

El pasado ha venido cuando menos te lo esperabas para mostrarte la realidad (que ya conoces, pero no te apetece recardar cada día porque bastante tienes con vivirla), y darte un  “Zas, en toda la cara!!”

Mira que hay días en el año en los que no te encuentras a nadie conocido, y justo hoy, justo el día que bajas la guardia, el día que te sientes como en un anuncio de compresas, uh uh, cuando pareces una “choni de barrio”, va el destino y te la juega. Y además, que leches hace ella en mi cutrebarrio?

Será c…

Si os preguntais como acabó la cosa: Efectivamente era Puturrufu. “Huyó” claramente de mí. Iba con sus “papás” que, haciendo memoria, resulta que vivían por allí cerca. Por la lista de la compra, que declinaron justo a mi lado, debían estar de cumpleaños.

Conociendome, a partir de ahora me voy a pensar dos veces el salir en chandal.

Anuncios

6 comentarios en “De compras y pasados lejanos

  1. Tuviste que pasar un mal rato… mira que si hubieras optado por el vestuario de competi!!!!

    De todas formas, seguro que lleva una vida de miserias todo el día trabajando en un ambiente estúpido. Lo conozco de primera mano y escapé de allí en cuanto pude!

  2. Siempre pasa lo mismo. Es cosa del destino. El día que menos te arreglas te encuentras con un ex o con tu peor enemiga…
    Con respecto a esa defenestración de ti misma que has hecho, muy mal, muy mal. A lo mejor no has cumplido con ciertos objetivos pero siempre hay tiempo de buscarse otros. Besos.

    1. Chica, un ataque de realidad aumentada lo tiene cualquiera, y un mal rato también. Día duro el de ayer, pero ya pasó.
      La estabilidad mental del parado es muy difícil de mantener, y a veces te deja para meterte en la cama y no salir en una semana, pero de todo se sale.
      Gracias por tus ánimos, amiga alter.

  3. Mira, eso no me pasa a mí porque en mi barrio no se atreve a entrar nadie de mi pasado, casi de mi presente y seguro que tampoco del futuro por miedo a que le atraquen…
    A esta no la conozco yo, no? No me suena… aunque es lo mismo, bien podría ser cualquiera…
    Y digo yo, qué más da? Y lo que es más importante, ¿a cómo te han salido las fresas, mari?

    1. Jajaja!!!
      No, a esta no la conoces. En su época tú estabas en Alemania, ya sabes.
      Tu baja la guardia, que cualquier día, recogiendo a la prole, te das la vuelta y zas!, ahí está. Ojo con las mallas y la bata!
      Amiga, las fresas están my caras, pero es que me gustan tanto!!, y además no las venden congeladas, como las judías. Por cierto, a 3€/kilo, y encima no están dulces. Se deben haber amargado con el encuentro.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s