Momentos lactosos y el gimnasio

Os cuento mi último “momento lactoso” :

Hartita de estar en casa sin comunicarme con seres humanos, aparte de los empleados del super, me decido a apuntarme al gimnasio, y opto por uno de esos en los que no hay cachas por doquier y donde no te esclavizan a pagar tres cifras de euro durante 12 meses o más. Vamos, que los cachas bien que me alegrarían la vista, pero no está el bolsillo para esos gastos. Me sacrificaré.

El caso es que me voy para el gym de una cadena femenina” :

-Hola, venía para que me informen de las tarifas, horarios,…, vamos lo normal.

– Sientate. Tienes un ratito, verdad?

– Pues no. Son las dos de la tarde y no he comido,…

– Son sólo 20 minutitos.

Ya sabía yo que los 20 estarían más cerca de los 30 que de los 20, pero bueno, venga, si.

Me siento y empezamos con el típico cuestionario de cuanto mides, cuanto pesas, cuanto ejercicio haces, cuanto quieres perder, de donde …

Aquí entramos en terreno peligroso. Cuando le dices que no, que tú quieres endurecer las carnes porque has perdido mucho peso, te pone ojitos y dice con condescendencia:

– Ya, como todas, y luego empezais a daros cuenta de que… 

De qué, a ver. Que me estás llamando gordi?

– Jejeje. Cómo somos las mujeres. (japut*)

En fin, que me voy del asunto. En el informe médico que me hace la elementa en cuestión llegamos a las alergias. Ahí es donde empiezo mi retaila y, curiosamente, le interesa más mi lactosismo que mi acarismo (palabros propios)

Resulta que a su marido le han diagnosticado intolerancia a la lactosa de adulto, y:

– claro, ahora todo lo compra de la marca morada, pero qué cara!

-pues sí, es un poco cara

– y además fíjate, que trastorno

-bueno, pero le viene bien para la dieta, como todo lo rico lleva lacteos

-??***!! Cómo?

– sí, mujer. Los dulces, las galletas, los embutidos, los precocinados,…

-ah, siiiiiii? Pues eso él no lo sabe.

-y come de todo? Y no le sienta mal?

-pues la verdad es que sí.

– Y no ha pensado en leer las etiquetas?

– ……. Uf!, pues si al final te quedas con nosotros me tienes que contar.

– pues nada, me contratais y os doy unas charlas informativas.

Después de esto  me invitan a probar las máquinas, a ver las instalaciones, me hicieron un minicircuito de prueba (muy bien todo, la verdad.  Sólo faltaba que me dieran el sablazo) Hasta querían que me quedara a probar la clase de “zumba”, pero los 20 minutitos se convirtieron en 40, y mi estómago ya no aguantaba más.

-Mira, muchas gracias, pero me tengo que ir.

-Pues nada. Las cuotas son de tanto, pero por estar en paro te las dejamos en cuanto. Y tienes una cuota de entrada de cienticuantos por hacerte el estudio y darte un programa personalizado. Qué te parece?

– Hombre, pues se me va un poco de presupuesto.

Y encima no hay cachas que te alegren el día.

– Bueno, tenemos una superoferta que terminó ayer, pero vamos a hacer una excepción.

Al final la cuota de entrada se quedó en la mitad, los 12 meses de compromiso desaparecieron, y al día siguiente me llaman para decirme que, si me apunto en 15 días, por un kilo de comida me quitan la cuota completa.

Qué, como lo veis?

Por cierto, hoy me apunto. De verdad. Aunque si siguen bajando, acaban pagandome por ir. La cosa debe estar muy malita, si.

Anuncios

6 comentarios en “Momentos lactosos y el gimnasio

  1. Yo creo que esas cosas las hacen a propósito. Te dicen un precio desorbitado y, si cuela, mejor y, si no cuela, pues se inventan que ta van a hacer un super descuento porque les has caído genial de la muerte y tú te vas tan contenta pensando “si es que vaya carisma que tiene una…”: Son muy habilidosos. Besitos.

    1. Pero bueno, primero me llaman gordi en el gimnasio y ahora me dices que no les embauqué con mi halo de carisma? Cachis.
      Jejeje. Cuanta razón, estimada alter. Yo me pregunto si realmente alguien cae a la primera, cuando te intentan cobrar 100 euracos por darte una contraseña, que luego meterás tú en el ordenador y seguirás lo que este te haya programado) y por “gastos de gestión”. Esto siempre me ha hecho mucha gracia porque, ¿no es parte de su trabajo gestionar las altas/bajas y demás trámites?
      En fin. Últimamente estoy en modo “furru” y me he propuesto que “nunca mais me tomarán el pelo”, o casi nunca, vale, y al primero que se cruza le meto una chapa que para qué te voy a contar.
      Muchas gracias por tu visita. La próxima vez te pongo algo de picar.
      Besines.

  2. Je,Je, Esto es como todo, la gente hace lo que sea por conseguir clientes nuevos. Y sin embargo, a los que llevamos un año de antigüedad que nos zurzan…Pues acabo de recibir un mensaje en el que me comunican que me suben la cuota del gym casi 2€ por mes por incremento del IPC. Y las ofertas para los que se quedan?…Si al final hay que hacer con todo rotación, seguro de coches, telefonía, gas, electricidad,…. y nos ahorramos una pasta.

    1. Pues sí, Lauri. Hoy en día no merece la pena andarse con remilgos a la hora de cambiar de compañías. Yo lo asumí después de 7 años luchando mes a mes con facturación de Vomistar , porque me cobraban la cuota del módulo familiar, pero las llamadas a precio normal. Con dos c… Una es lentita y tardé en entender que aquella relación no me llevaba a ningún sitio, así que le puse los cuernos con Yoigo (que por ahora se porta muy bien, crucemos los dedos), lo mismo con el ADSL, y todo lo que pillo. No hay pudor!!!
      Por cierto, el IPC no había bajado? Me quedé un poc atrás. Lucha contra tu gym!!
      PD:Gracias por animarte a escribir. Besines.

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s