Hubo un día …

Hubo un día en el que abrí los ojos y me di cuenta de que no me gustaba lo que veía. Hubo un día en el que te dí la espalda y cerré la puerta al salir. Hubo un día en el que intenté acercarme de nuevo, pero al mirarte de frente no encontraba que decir. Hubo días en los que te eché de menos. Hubo días en los que renegué de ti. Y al final del día, muy poco a poco, entendí que lo importante es sentir. Gracias por seguir ahí. Continúa leyendo Hubo un día …